A medida que los retailers terminan el 2016, es un buen momento para reflexionar sobre las últimas tendencias de la venta en retail, mientras esperamos mirar lo que nos depara el futuro.

Entender los cambios ambientales más amplios puede dar forma a nuestras estrategias y asegurarnos de que no nos pillen desprevenidos. Vamos a destacar cinco tendencias que los retailers deben tener en cuenta, así como ideas que todos los empleadores deberían considerar para mejorar la experiencia de los clientes y los empleados:

  1. Interconectividad
  2. Omni-tienda
  3. Beacons
  4. “Black Friday”
  5. Personalización

 

Vamos a enfocarnos en las dos primeras tendencias. La interconexión es una transformación digital colectiva que se ha venido desarrollando en los últimos años. El gasto en tecnología no es solo “interesante” de hacer, es una necesidad. Tradicionalmente, los retailers consideraban su gasto en cinco categorías distintas: hardware en la tienda, software en la tienda, soluciones de mercadeo y operaciones, sistemas y hardware de la cadena de suministro y soluciones de prevención de pérdidas y protección de activos.

Entre los principales ejecutivos encuestados por Innovative Retail Technologies (IRT), se rescató que las decisiones de gasto tecnológico ya no se están haciendo en estos silos de distintas categorías. En su lugar, están siendo realizados por equipos interdisciplinarios con una comprensión holística de sus objetivos empresariales y Omni-canal.

Esta transformación digital y nuevo enfoque de compra está sucediendo en nombre de la conectividad Omni-canal. Los planes de los ejecutivos de retail apuntan a una carrera completa para conectar los datos de todos y cada uno de los canales para servir mejor al cliente y al negocio dondequiera que se encuentren. En el mundo de la venta al por menor esto se refiere a menudo como “comercio unificado”.

Insight: Las compras de tecnología deben facilitar la conexión de datos de todos los canales.

Me refiero a la segunda tendencia como Omni-tienda porque la tienda física de “ladrillo” sigue desempeñando un papel importante en el mundo minorista, incluso a medida que los canales en línea se construyen. Para ser verdaderamente Omni-canal requiere dejar ir los sistemas y prácticas heredados, como la contabilidad gerencial, y crear estructuras de recompensa y mediciones que no dependan simplemente de lo físico. Esta tendencia se une estrechamente a la primera tendencia ya que la interconexión realmente permite la adquisición, venta y entrega de mercancía independiente del canal. Aquí hay algunas consideraciones y hechos que apoyan la tendencia de Omni-store:

Visibilidad del inventario. Este año, casi el 62% de los encuestados del IRT afirmó tener visibilidad de inventario en todos los canales en comparación con menos del 50% del año anterior.

Gestión de pedidos. Más del 34% de los minoristas tienen la intención de gastar en soluciones que mejoran la gestión de inventario a través de una mejor visibilidad, y más de un tercio invertirá en soluciones de gestión / cumplimiento de órdenes.

En conclusión, a medida que las empresas continúan invirtiendo en tecnología, la interconexión y las tendencias Omni-Store seguirán ganando terreno.

¿Te gustaría una asesoría en esta línea? Contáctanos aquí