Las empresas que se embarcan en el arduo viaje de implementar un sistema altamente integrado como SAP ERP pueden garantizar un cierto grado de éxito del proyecto al traer a bordo a consultores de SAP con los siguientes rasgos (en ningún orden en particular):

Conocimiento profundo de la industria: Un consultor que tenga experiencia con implementación en la misma industria o similares puede entender los procesos de negocio de una empresa de forma rápida y entregar sin demora una dirección relevante al tiempo que aborda puntos débiles específicos. Por ejemplo, en la industria farmacéutica, la importancia de vigilar de cerca las fechas de vencimiento de vida útil de los medicamentos no es exagerado. Un consultor de SAP puede proponer una acción inmediata, como la inspección recurrente, también conocida como inspección de repetición, para identificar los lotes que están a punto de caducar para que una empresa pueda tomar medidas inmediatas. Del mismo modo, un consultor SAP con experiencia y conocimientos puede proponer una plétora de informes estándar y análisis de SAP disponibles para cumplir con la necesidad de presentación de informes de una empresa en lugar de optar por los informes ABAP personalizados que no sólo son costosos, sino también consumen muchos recursos.

Conocimiento de las últimas tendencias de la tecnología SAP: Debido a la velocidad vertiginosa con la que SAP introduce nuevos productos y ofertas, un factor de éxito para un consultor SAP es continuar aprendiendo sobre áreas relevantes de interés, e incluso explorar y poner en práctica las características latentes u ocultas de los sistemas SAP existentes.

Conocimientos de integración de componentes cruzados: Con conocimiento y experiencia funcional de componentes cruzados, un consultor SAP puede identificar y orientar rápidamente los procesos que se encuentran en el dominio de otros componentes de SAP. Por ejemplo, el proceso de compra en SAP Materials Management termina con el pago de un proveedor por los bienes entregados, lo que está en el dominio de SAP Financial Accounting. Del mismo modo, el procesamiento de órdenes de venta de un cliente en SAP Sales and Distribution se considera completo cuando se gestiona el pago de un cliente, que es administrado en SAP Financial Accounting. El conocimiento de componentes cruzados permite que un consultor SAP proporcione visibilidad de los procesos de negocio de extremo a extremo.

Integridad: Es sorprendente que las empresas que implementan un sistema SAP para proporcionar una mayor visibilidad del proceso y de prevención del fraude interno o externo en ocasiones solicitan a un consultor que proponga resultados que están en conflicto con las leyes nacionales o internacionales –o que no son éticos. Esto incluye, por ejemplo, solicitar que el sistema maneje subfacturación para evitar los derechos de aduana o de carga, o la opción de facturar un precio superior a los clientes por un producto, aunque se entregue un producto inferior. Un consultor debe alinear las expectativas de los clientes para ayudarles a entender que SAP, por ser un sistema de base de datos, registra cada transacción y actividad que estará disponible para que los auditores la evalúen, sin opción de ocultar la información o engañar. Un consultor nunca debe ofrecer soluciones que apoyan las actividades fraudulentas y engañosas.

Gestión eficaz del cliente: Con cada nuevo proyecto, los consultores de SAP tienen que adaptarse rápidamente a los usuarios de negocios con los que van a trabajar por la duración del proyecto. Se espera que un consultor de SAP desempeñe un papel central, asegurando que los procesos de negocio de un cliente se asignan en SAP, mientras que al mismo tiempo se alinean las expectativas del cliente sobre lo que es y no es, posible en el sistema. Un consultor de SAP también debería simplificar la terminología técnica compleja para que el cliente pueda entender y tomar decisiones empresariales importantes y oportunas.

Buenas habilidades de presentación, comunicación y correspondencia: Un consultor SAP gasta hasta un 60% del tiempo de un proyecto en la elaboración y presentación de un plan de negocios, realizando entrenamientos, y creando documentación de formación para los usuarios finales o alineando los procesos de gestión de cambios organizacionales. Es imperativo que un consultor SAP se presente con confianza a una amplia gama de personas, y también que sea bueno al explicar en forma clara y completa los requerimientos del negocio.

Buenas habilidades de documentación: Un consultor SAP con buenas habilidades de documentación de proyectos cosecha grandes beneficios cuando un cliente necesita revisar cualquier decisión tomada y acordada. Si no son documentadas, las decisiones tempranas tienen el potencial de crear confusión.

Habilidades funcionales y técnicas: Un consultor funcional que maneja principalmente la asignación de negocio y soluciones en SAP necesita tener conocimientos técnicos decentes para entender y comunicar los requisitos de programación a un consultor técnico de SAP. Del mismo modo, un consultor técnico con conocimiento decente del proceso funcional y de negocio puede ofrecer soluciones de negocio relevantes rápidamente.

Trabajo en equipo eficaz y tutoría: Los equipos se reúnen para un proyecto de SAP y al finalizar el proyecto, se desmontan. Sin embargo, un proyecto exitoso de SAP es mucho más que la entrega de software; se trata de trabajo en equipo y tutoría, donde los miembros del equipo senior y experimentados ayudan a desarrollar y a cultivar una raza nueva de consultores SAP para que eventualmente lideren un proyecto por su cuenta.

Familiaridad con SAP Solution Manager (SolMan): Aunque no se utiliza ampliamente, la gran cantidad de herramientas y aceleradores disponibles en SolMan se puede utilizar para acelerar la implementación de SAP.

Se espera que los consultores SAP sean todo lo anterior: un maestro de todos los oficios en relación con SAP. Al mismo tiempo, deben seguir aprendiendo a permanecer en la parte superior del campo de la consultoría SAP.